Inicio Actualidad La playa de El Bol en Altea se ensancha con más piedra

La playa de El Bol en Altea se ensancha con más piedra

696
0
Playa de El Bol de Altea

Se añaden 25.000 m3 de canto rodado a partir del 27 de septiembre y hasta finales de año para garantizar mayor protección costera y completar el espacio lúdico

Altea, una de las localidades cercanas a Benidorm que bien merece una visita, está ensanchando la playa urbana de El Bol, situada al norte de la de la Roda y justo antes del límite con la de El Espigó. La aportación de áridos para la última fase de las obras de regeneración del frente Litoral de Altea, en el recién inaugurado Paseo del Bol, comienzan a partir del 27 de septiembre, después de las Fiestas Patronales, y terminan este mismo año.

Según han explicado desde el Ayuntamiento, se aportarán 25.000 m3 de canto rodado, para conseguir el ancho de playa que se ha diseñado. El canto rodado procede de una cantera pero es préstamo del río Magro, por lo que se trata de un material de origen natural.

Nueva Playa Altea

La recuperación de esta playa es muy importante para Altea, pues supone una prolongación del nuevo paseo. La inversión para esta parte asciende 1.163.000€, a través del Grupo TRAGSA, y en conjunto de todo lo que se ha hecho supera los 5.200.000€. Cuando se completen todas las recuperaciones previstas, Altea contará con 3 km de costa recuperada y de playas propias.

El alcalde Diego Zaragozí se ha referido al sueño de los alteanos de tener una sola playa desde el Río Algar hasta el Puerto de Altea: “algo muy importante para el desarrollo, para la estética y para el bienestar de la gente de Altea».

Ya podéis uniros a nuestro nuevo canal de Telegram y a nuestro grupo de Whatsapp, para recibir en el momento las noticias que publicamos cada día. ¡Únete pinchando en los enlaces o escanea el QR!

WHATSAPP
TELEGRAM

 

Una vez que se aporten los áridos que faltan la playa tendrá otro aspecto, aparte de que protegerán toda la zona del paseo nuevo y también se reforzará la playa de la Roda
que también ha padecido regresión.

El proyecto para la playa de El Bol de Altea

La Dirección General de Costas redactó hace unos meses el ‘Proyecto de aportación de grava en la playa de El Bol, ubicada en la fachada costera del casco urbano de Altea (Alicante). Celdas centro y sur’. Con él, se añade más piedras para conseguir el ensanchamiento de la playa e incrementar el espacio con el mar.

Playa La Roda Canto Rodado

El pasado mes de noviembre, ya se llevaron a cabo varias obras en esta nueva playa, incluidas en otros dos proyectos. Ahora la actuación se realizará en las zonas denominadas en el presente proyecto de construcción como celdas ‘sur’ y ‘centro’ para completar la playa existente, mediante la aportación de grava de canto rodado. De esta manera, se genera el ancho de playa seca suficiente para garantizar una adecuada protección costera

Lo que se busca es que, frente a los mayores temporales previsibles, se mantenga un resguardo suficiente. Con este criterio, se ha adoptado un ancho de playa seca mínimo de 30 metros.

Además, con esta actuación también se estará completando el espacio lúdico para bañistas existente en el frente costero de Altea, dándole continuidad longitudinalmente entre la playa de L’Espigó y la playa de La Roda, y transversalmente a la interfaz casco urbano-mar.

Actuaciones anteriores en la nueva playa de El Bol

En noviembre de 2022 finalizaron las obras de los siguientes proyectos: ‘Proyecto de rehabilitación medioambiental de la fachada costera del casco urbano de Altea (parte marítima). T.M de Altea (Alicante). Celdas centro y sur’ y el ‘Proyecto de remodelación y ampliación del Paseo del Mediterráneo entre el Carreró Astilleros y la Travessera Sant Pere de Altea’. 

playa del bolEl primero, redactado por la Dirección General de la Costa y el Mar a través del Servicio Provincial de Costas en Alicante, tenía dos objetivos. Por un lado, se pretendía generar una nueva playa que protegiera la zona terrestre en el tramo comprendido entre la playa de L’Espigó y playa de la Roda.

El segundo objetivo era homogeneizar la fachada costera, en su parte marítima, en el tramo que abarca desde la desembocadura del río Algar hasta el Puerto de Altea.

El segundo de los proyectos, redactado por el Ayuntamiento, se encargó de urbanizar el nuevo espacio vinculado con el actual paseo del Mediterráneo. Así se consigue la unificación y ordenación de toda la zona, teniendo en cuenta los trabajos de regeneración medioambiental correspondientes al proyecto del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.