Inicio Actualidad Detenidos un padre y sus dos hijos, uno de ellos menor, dueños...

Detenidos un padre y sus dos hijos, uno de ellos menor, dueños de un supermercado en Benidorm

78
0
Robos en establecimientos comerciales de Benidorm

Facilitaban pagos fraudulentos con tarjetas bancarias procedentes de robos y recibían una comisión por ello

Un nuevo suceso relacionado con hurtos ha tenido lugar estos días en Benidorm, en este caso relacionado con operaciones fraudulentas realizadas con tarjetas bancarias previamente sustraídas. Así, la Policía Nacional ha detenido a un padre y a sus dos hijos, uno de ellos menor, que regentaban un supermercado en el centro de Benidorm donde, presuntamente, facilitaban esos pagos fraudulentos, a cambio de una comisión.

La investigación comenzó a raíz de varias denuncias interpuestas por ciudadanos, en su mayoría extranjeros o nacionales de vacaciones en la ciudad, que habían sufrido robos, que incluían tarjetas de crédito. Los agentes de Policía Judicial observaron un patrón común en esas denuncias.

Observaron que muchas de estas tarjetas se utilizaban en un mismo comercio, un supermercado ubicado en el centro de la ciudad. Además, los pagos que se realizaban ocurrían muy poco después del momento en el que las víctimas denunciaban haberse dado cuenta de la desaparición de sus efectos.

Policía Nacional detenida trabajadora de salón de juegos

El padre y sus dos hijos detenidos en Benidorm recibían una comisión por pagar con tarjetas robadas

Con este indicio, los agentes comenzaron a investigar el establecimiento y su entorno. Averiguaron que estaba regentado por un varón de origen pakistaní, de 50 años de edad, a quien detuvieron tras las pesquisas realizadas. Se le acusa de ser presunto autor de un delito de receptación y otro de estafa. Se han encontrado de momento seis afectados que habían denunciado desde robos en interior de vehículo hasta hurtos al descuido cuando estaban en algún lugar de las zonas de ocio de la ciudad.

Ya podéis uniros a nuestro nuevo canal de Telegram y a nuestro grupo de Whatsapp, para recibir en el momento las noticias que publicamos cada día. ¡Únete pinchando en los enlaces o escanea el QR!

WHATSAPP
TELEGRAM

 

Sin embargo, la ilícita actividad del establecimiento no cesó tras la detención del regente del mismo. Pocos meses después, se tuvo conocimiento de que nuevamente se habían vuelto a utilizar dos tarjetas sustraídas de dos ciudadanos extranjeros del mismo modo en el supermercado.

Así las cosas, los agentes abrieron nuevas diligencias y fue cuando descubrieron que, además del regente del establecimiento, sus dos hijos que trabajaban también allí estaban también involucrados directamente en el delito. De hecho, uno de ellos fue el que pasó una de las tarjetas investigadas por el datáfono.

policía

El padre y su hijo de 20 años, a disposición judicial; el menor, de momento libre

Además, gracias a esta segunda parte de la investigación, se pudo averiguar que el padre y los dos hijos dueños detenidos en Benidorm no solo aceptaban las compras a sabiendas de que los usuarios de la tarjeta no eran sus legítimos propietarios. Tras la compra que efectuaba el poseedor de la tarjeta, lo que hacían era volver a pasarla por el datáfono cargando cantidades muy cercanas siempre a los 50 €, puesto que a partir de esa cantidad normalmente se requiere insertar el número PIN para completar la operación, algo conocían perfectamente.

Este nuevo cargo en la tarjeta era para quedarse con una comisión por el “servicio” prestado. Al fraudulento usuario de la tarjeta le daban una parte del dinero en efectivo tras descontar su comisión, de modo que, si por ejemplo cargaban en la tarjeta 48 €, se quedaban con 8 €de comisión y le daban al poseedor de la tarjeta 40 € en metálico.

centro de benidorm
Foto: El Mirador de Benidorm

De esta forma, no solo conseguían el dinero del producto que vendían a los usuarios de las tarjetas sustraídas, sino que además se llevaban una comisión por ello. Ante esto, los investigadores detuvieron nuevamente al regente del supermercado junto con sus dos hijos. Los acusan de los delitos de receptación, estafa y pertenencia a grupo criminal, dado el modo de actuar manifestado.

En cuanto a los arrestados, tres varones de nacionalidad pakistaní, mientras que el padre de 50 años de edad y su hijo de 20 años fueron puestos a disposición judicial, el menor de edad, de 16 años, quedó en libertad a la espera de ser citado por la Fiscalía de Menores.